Gobierno nacional contra el “mercado negro” de vehículos

Entre mañana y el jueves se realizarán visitas a las plantas ensambladoras de carros para realizar inspecciones.

Así lo informó el presidente de la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional (AN), Elvis Amoroso.

El diputado sostuvo que se hará especial énfasis “alrededor del modus operandi en que se venden los carros, determinar por qué los concesionarios están vacíos y ver si están aguantando la venta”.

Amoroso, promotor de la ley que busca regular el precio de los vehículos, asegura que en la venta de los carros en el país “existe un mercado negro” que incluye a los concesionarios, empresarios y páginas de Internet.

“Hay carros en la calle, ellos (concesionarios) venden suficientes vehículos y le hacen ver a la gente que no hay, pero le dan la tarjetica al cliente con un precio hasta 400% mayor al normal. ¿Dónde están los 150 mil vehículos que produce la industria de nuestro país? Son 150 mil vehículos, no son granos de arroz”, afirmó Amoroso.

Según cifras de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez), durante el período de febrero de 2012 y enero de 2013, en Venezuela se produjeron 129.731 unidades vehiculares.Este número equivale a un aumento de 7,49% en la producción nacional comparada con el mismo período, luego de cuatro años continuos de caída en el sector.

Mafias
El diputado de la Comisión Permanente de Finanzas y Desarrollo Económico de la AN, Hugbel Roa, adelantó que en las visitas que se realizarán a las plantas ensambladoras de vehículos estarán presentes entes fiscalizadores como el Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios ( Indepabis ) y la Superintendencia Nacional de Costos y Precios ( Sundecop ), así como funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) para descartar cualquier indicio de actividad ilegal y “mafias” dentro de las mismas plantas.
“Existen empresas que sustituyen flotas de vehículos todos los años. Eso puede provocar parte del problema que es la distorsión del mercado que estamos viviendo. Haremos una revisión exhaustiva del precio que están liquidando las ensambladoras y también investigaremos a esas empresas”, indicó Roa.
Precios por las nubes
Ambos voceros oficiales coincidieron al indicar que los precios en los que se pueden encontrar automóviles en páginas de Internet o en venta por particulares superan en más de 400% el precio de un vehículo en concesionario.
Amoroso agregó que parte de la fiscalización que se hará a los más de 360 concesionarios estará enfocada en detectar “si los autos son vendidos en una cantidad de Bs. 4,30 por dólar o si usaron los autos obtenidos a ése precio para venderlos a Bs. 6,30 por dólar ”.
El presidente de la Comisión de Política Interior calculó que cada uno de los concesionarios “debe estar vendiendo 800 vehículos con un margen de ganancia a razón de Bs. 150 mil. Estamos hablando de cifras desorbitantes, con un margen de ganancia por encima de Bs. 160 mil. Pero en el mercado negro ellos mismos lo venden a más de Bs. 1.500.000, lo que significa alrededor de Bs. 900.000 por encima del precio, engañando al pueblo”.
Desconfianza
Amoroso desestimó las cifras de venta y producción nacional de vehículos registradas por la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa) y por la Cámara Venezolana Automotriz (Cavenez), al afirmar que no representan la realidad del país, al tiempo que sentenció que era una “mentira” que la producción nacional de vehículos se haya reducido.
Según el último informe elaborado por Favenpa, solo en enero de 2013 se vendieron 5.554 unidades vehiculares, lo que representa un retroceso con respecto al mismo mes de enero de 2012 de 12,8%. Los vehículos nacionales disminuyeron 59,6% y los importados aumentaron 106,5%.
Del mismo informe se desprende que “la participación de los vehículos importados en el mercado en el primer mes del 2013, fue de 66,8%, que comprende 988 vehículos de la subregión (17,8%), los cuales provienen de Ecuador y, 2.720 vehículos provenientes de terceros países (49%), de los cuales el 40,9% provienen de Brasil (1.112 unidades); el 35,3% de China (961 unidades); el 23,7% de Argentina (645 unidades); y, el 0,1% restante de otros países”.
Estas cifras destacan el crecimiento sostenido de la importación de vehículos a nuestro mercado, a pesar de la creación e inversión en diferentes empresas automotrices de carácter mixto.
“Ellos (los representantes y accionistas de ensambladoras y plantas) saben cuál es la realidad. Es una mentira que digan que se ha reducido la producción nacional cuando saben que los problemas reales son laborales y sindicales en sus propias empresas”, comentó Amoroso. Adelantó que la planta Chery está produciendo 250 carros diarios, y que “vendrán 2 líneas de producción más, que si es con la prontitud que queremos, no hará falta importar”.