4 cosas que debes saber dobre el Mal de Chagas

Reconoce al insecto portador del Mal de Chagas

Reconoce al insecto portador del Mal de Chagas

 

El mal de Chagas se transmite mediante la picadura de una chinche infectada con el parásito Tripanosoma Cruzi, tratándose de una condición muy común en aquellas zonas rurales en las que los habitantes viven en chozas o en áreas en las que hay una amplia presencia de chinches. Esta condición se presenta de forma común en zonas rurales de Sudamérica y Centro América, aunque también se han visto casos en Europa. Si te encuentras en una zona de riesgo resulta importante evitar al máximo la presencia de chinches para garantizar tu salud.

1 Para prevenir el mal de Chagas y mantener a las chinches lejos de tu hogar te recomendamos:

Tapar todos los huecos o grietas que puedan haber en las paredes y techos de tu casa, gallineros y zonas en las que guardes tus animales, en el caso de que los tengas.

Sustituir los techos de paja por otros materiales que impidan que las chinches se alojen. Esta es una buena inversión para garantizar tu salud y la de tu familia.

Evitar tener muebles, desechos y objetos inservibles apilados en casa o en las cercanías. Mantener la limpieza y el orden evitará que las chinches puedan tener un lugar donde esconderse cerca de tu casa.

Si tienes gallineros o animales es importante instalar los corrales y zonas de descanso lo más lejos posible de tu hogar para evitar que los chinches habiten cerca de tu familia.

Los gallineros, corrales y las zonas en las que habitan los animales deben construirse preferiblemente de cualquier otro material que no sea paja, pro ejemplo alambre o madera. En el caso de que solo dispongas de paja se recomienda cambiarla una vez al año.

Ventila tus colchones y limpia bien detrás de los muebles de casa, de esta forma podrás identificar fácilmente la presencia de estos insectos.

Las chinches de cama que se alojan en los colchones o sofás dejan su huella: un rastro de heces que resulta muy fácil de identificar. Ante su presencia deberás fumigar tu hogar cuanto antes y cambiar los colchones afectados.

Si identificas chinches en casa y sospechas que podrías haberte contagiado de esta enfermedad, es muy importante que acudas cuanto antes a un centro médico.

 2 Además de poner en práctica estas medidas para prevenir el mal de Chagas, es muy importante aprender a reconocer las picaduras de este animal y saber qué hacer en el caso de que encontremos una chinche cerca de nosotros.

 3 El mal de Chagas es una condición que cuenta con dos fases:

Fase aguda: comprende la etapa en la que se presenta los primeros síntomas de la enfermedad tras la picadura de la chinche infectada. Si se acude al médico durante esta etapa y la enfermedad es adecuadamente detectada el paciente se curará sin mayores inconvenientes para su salud.

Fase crónica: se presenta cuando el paciente no recibe tratamiento durante la fase aguda. Pueden pasar años hasta que se presenten nuevos síntomas de la enfermedad entre los que se incluyen problemas para deglutir, malestar digestivo, taquicardia e insuficiencia cardíaca que puede conducir a la muerte.

La enfermedad de Chagas es una condición que puede poner en riesgo nuestra vida, por ello es importante que si habitas o visitas una zona de riesgo tomes en cuenta todas las previsiones para evitar su contagio.

 4 Las chinches se esconden en el día y salen únicamente en la noche para alimentarse. Debido a que la sangre humana y animal es su principal fuente de alimento, estos insectos buscan habitar muy cerca de humanos y animales en las zonas cálidas. Sus escondites preferidos son los techos y estructuras de paja, los huecos en paredes y edificaciones, los muebles u objetos apilados que les permiten refugiarse así como los colchones o las partes traseras del mobiliario.

Disminuir al mínimo la posibilidad de que estos animales se alojen en tu hogar o en las cercanías es fundamental para evitar el mal de Chagas. Del mismo modo es importante revisar con frecuencia el hogar en búsqueda de su presencia.