Almagro y Ordoñez recorrieron el puente internacional Simón Bolívar

Mario Caicedo

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y el embajador de Colombia para esta entidad internacional, Alejandro Ordoñez, realizaron un recorrido por el puente internacional Simón Bolívar para conocer de cerca el  gran impacto del éxodo de venezolanos en la región.

Colombianos y venezolanos pidieron soluciones efectivas para acabar con la crisis humanitaria que se vive en la región.

Inmigrantes venezolanos que recorren a diario este sector, entre gritos y lagrimas, les pidieron los funcionarios soluciones para atender esta crisis migratoria que afecta la seguridad, la salud y la educación en diferentes los municipios de Norte de Santander.

Ante esto, Almagro ratificó el trabajo conjunto con el Gobierno Nacional para dar con estrategias acertadas que permitan mitigar la crisis humanitaria desatada tras el cierre de frontera hace tres años.

Asimismo, recordó que Cúcuta es la ciudad que “ejemplifica la denuncia contra la represión, el hambre, la miseria que genera la dictadura bolivariana”.

El funcionario de esta entidad internacional dio unos cuantos euros y dólares en efectivo a algunas familias que se acercaban a pedir ayudas para llegar a otros países, y asimismo para que se les apoyara en los procesos de documentos para poder estar legalmente en el país.

 Según Ordoñez, lo que más lo impacto fue el movimiento masivo de personas en la frontera, las voces de ayudas y los inmigrantes que emprenden su viaje de Norte de Santander sabiendo que sus destinos son inciertos.

Además, aclaró que las soluciones definitivas de este flujo migratorio se alcanzarán cuando el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, no esté en el poder.

Asimismo, agradeció la labor de la Diócesis Católica por los trabajos de atención y alimentación que se brindan a diario en el hogar de paso la Divina Providencia en La Parada.

Desde hace 18 meses se viene adelantando este labor, donde alrededor de 3.600 raciones de desayunos y almuerzos se entregan a los inmigrantes venezolanos. Además, se prioriza la atención de niños, viejo y discapacitados.

Fuente: www.laopinion.com.co