CICPC revisa evidencia en caso de estudiantes de la Católica

estudiantes UCAT

A cuatro días de la desaparición de tres jóvenes estudiantes de la Universidad Católica del Táchira, sus familiares desconocen el paradero de las víctimas o contacto alguno con los secuestradores.

Los estudiantes de quinto año de la carrera de mercadeo María Laura Ferrer, Deixsy Eliceth Martínez Vega y Francisco Andrés Carrillo Salas fueron vistos por última vez, en horas de la madrugada del viernes, en San Cristóbal.

El CICPC en sus labores de investigación logró recolectar evidencia de importante interés criminalístico para establecer hipótesis del hecho que tiene  las familias de los estudiantes consternadas y viviendo el dramático momento de no saber donde están sus seres queridos.

La Brigada Anti-extosión y Secuestro del CICPC, revisa minuciosamente la evidencia obtenida y realiza las respectivas entrevistas a familiares, amigos y personas con las que tuvieron contacto los estudiantes en los días recientes y la noche del secuestro.

Los estudiantes según versiones extraoficiales salieron del centro comercial Baratta con destino a la arepera Los Molinos ubicada en la carrera 15 con avenida Carabobo a comer y luego continuar el camino a sus residencias.

Posterior a ese momento solo se pudo conocer que el vehículo en el que se movilizaban los estudiantes de la Ucat, el automóvil fue visto por un grupo de personas que llamaron a los cuerpos policiales en condiciones intrigantes y sospechosas de acciones contra los tripulantes, pues, los criminales dejaron el auto abierto y con los limpia parabrisas funcionado.

Hasta el momento los cuerpos policiales no tienen una versión oficial del caso luego de 4 días de ocurrido este abominable hecho, en las investigaciones los cuerpos policiales utilizan todo un despliegue de estrategias y técnicas de indagación, como la revisión de las cámaras de vídeo de seguridad de los puntos donde estuvieron y transitaron los estudiantes.

Entre los elementos de importancia policial esta la revisión de las poligonales del uso de la telefonía móvil celular en rastreo de llamadas, mensajes de texto o whatsapp, e igualmente la recolección de evidencia en el automóvil que tiene importante valor, por las huellas dactilares o material utilizado dentro de la unidad para someter a los estudiantes.

Los familiares y amigos angustiados por este momento de angustia que padecen, realizaron una misa  en la sede de la Ucat nueva en Los Kioskos, por el pronto regreso sanos y salvos de los estudiantes de la Universidad Católica del Táchira a casa, e igualmente agradecen información a un número telefónico suministrado en redes sociales +584247049575.

Agradecen solo comunicarse a este número telefónico con estricto respeto del drama que viven estas familias tachirenses por la desaparición de los tres jóvenes estudiantes de la Ucat.

Said Cárdenas CNP 13868

@saidmoanack