Concejales lamentan pérdida del concejal Fernando Albán

Sesión Extraordinaria del Concejo Municipal

Sesión Extraordinaria del Concejo Municipal

Los concejales de San Cristóbal sesionaron de forma ordinaria en las instalaciones del salón de sesiones de este cuerpo edilicio, donde la concejal Yosmar González solicitó un derecho de palabra para el diputado Eduardo Marín, a fin de hacer referencia al caso de la pérdida física concejal metropolitano Fernando Albán.

Desde su curul la concejal Yosmar González además de solicitar ante la presidencia del Concejo Municipal el derecho de palabra al diputado Eduardo Marín mencionó que “hoy con profundo dolor en el corazón, la familia Primero Justicia está de luto porque falleció el doctor Fernando Albán en manos del Gobierno, falleció en manos del régimen de Nicolás Maduro. El doctor Fernando Albán estaba privado ilegalmente de libertad desde el día viernes 5 de octubre y fue aprehendido en el aeropuerto de Maiquetía, cuando ingresaba al país luego de cumplir con una agenda en la ciudad de Nueva York, simplemente hablando de la crisis humanitaria que afecta a los venezolanos y del éxodo de los venezolanos”.

Enfatizó la edil González que el doctor Albán regresó al país con la conciencia limpia, con la conciencia tranquila a seguir luchando por la libertad de miles de venezolanos; “sin embargo, el Gobierno no perdonó esto, el Gobierno lo privó ilegalmente de libertad; pero lo más grave de todo esto es que el concejal Fernando Albán fallece en una circunstancia que no deja otra explicación de que este Gobierno es el responsable por la muerte del doctor Albán”.

Por otra parte, puntualizó que hoy fue el doctor Fernando Albán, pero no podemos olvidar que en el Hospital Central de San Cristóbal falleció  luego de una penosa enfermedad el concejal del Alto Apure de Guasdualito Carlos García, en el año  2017;  producto que fue también aprehendido por este Gobierno e inculpado injustamente por las protestas que hubo en esa época en Guasdualito con el tema del cambio del cono monetario de diciembre del año 2016. “Este concejal pasó 9 meses privado de libertad de los cuales 8 estuvo recluido en el Sebin de Guasdualito donde tuvo un accidente cerebro vascular le negaron asistencia médica y fue trasladado al Hospital Central de San Cristóbal en el Estado Táchira, cuando ya no había nada que hacer; es decir un mes después de su traslado falleció luego de habérsele negada la asistencia médica por el régimen”.

Seguidamente el Eduardo Marín realizó su intervención destacando que “nuestro compañero Fernando Albán nos fue arrebatado, era un gran hombre que luchaba por la democracia del país, que no tenía que haber muerto en estas circunstancias, por eso hoy rechazamos este acto y nos solidarizamos con su familia, denunciando esto ante el mundo porque en Venezuela no se respetan los derechos humanos”.

Marín refirió que “el Gobierno es el principal responsable de resguardar la vida de una persona que cae detenida, y en el caso especifico donde se presuma que la persona se suicidó no exculpa al Estado de la responsabilidad, muy por el contrario implica una responsabilidad directa porque se debió garantizar el cuidado de la vida de un ciudadano, pero si el estado no facilita el proceso de autopsia y revisión, está tratando de ocultar algo que no implica la opción del suicidio”.

—Cuando una persona en custodia del Estado se suicida, este debe ser el primer interesado en garantizar que realmente fue un suicidio, porque si no se podría pensar que fue un presunto asesinato, cosa que es aún más grave. En el caso de Fernando Albán se han obviado todos los procesos legales, puesto que sus restos no pudieron ser evaluados debidamente porque allí podría estar la prueba de que hubo tortura y presuntamente lo mataron—, estimó Eduardo Marín.

Finalizó el diputado destacando que “no tengo palabras para describir la indignación que sienten sus amigos, allegados y el pueblo venezolano, porque sabemos que era un excelente hombre que no debió morir en estas circunstancias y Fernando Albán tenía todas posibilidades de soportar esta detención, por ello concluimos que Fernando no hubiese optado jamás por la salida de atentar contra su vida. Hoy tememos por la vida de los demás presos políticos como son Juan Requesens, Lorent Saleh que siguen allí y si reciben este tipo de trato, su vida también podría correr un grave peligro”.

Finalmente la concejal Yosmar González solicitó un minuto de aplausos en honor del concejal Fernando Albán y como cierre de este punto incluido en la minuta de la sesión, el presidente del Concejo Municipal capitalino Jesús Salcedo, tomó su derecho de palabra para resaltar que “respetando todas las creencias religiosas,  sabemos que tenemos un Gobierno enmarcado en la brujería y los trabajos montados, y nosotros tenemos una fe en un Dios que nos ilumina y todo esto no se le escapa a ese Dios que cuida a Venezuela. Fernando Albán era un hombre entregado a su fe y a la iglesia, por eso es imposible que atentara contra su vida. Por ello hoy elevo mi solidaridad con su familia y allegados, con la esperanza en que pronto veremos a nuestro país libre y lleno de justicia”.

Nota de prensa