Doble homicidio en Cordero

pc sc crimen 650

Dos personas fueron asesinadas cuando se encontraban en un autolavado ubicado en la urbanización Andrés Bello de Cordero, en el sector conocido como el Calvario en la capital del municipio Andrés Bello.

El doble crimen fue ejecutado cuando dos personas de parentesco cercano de tipo religioso conocido como compadres llevaron al local las motocicletas que tripulaban para limpieza y mantenimiento.

Según la versión extraoficial las víctimas fueron identificadas como Miguel Alejandro Montoya Sánchez de 27 años funcionario policial y Roberto Antonio Martínez Camacho de 28 años.

Los fallecidos, compadres y amigos, arribaron al autolavado en dos unidades tipo motocicleta para el respectivo lavado cuando ingresó un vehículo al interior del local y descendió un sujeto portando un arma de alto calibre que accionó sin mediar palabra.

En el primer instante refirieron los testigos que escucharon múltiples detonaciones, ráfagas de explosiones que generaron temor entre quienes caminaban por el establecimiento generando una crisis colectiva.

Según el testimonio, el primero en caer muerto en el sitio instantáneamente fue Montoya Sánchez al lado de la moto que tripulaba, mientras que Martínez Camacho intentó escapar a la parte posterior del autolavado a un deposito y los persiguió el pistolero hasta darle muerte.

Las vícitimas Miguel Alejandro y Roberto Antonio fueron impactados con varios disparos en el tórax y en la cara, que le ocasionaron la muerte inmediatamente.

La versión de la multitud de testigos que llegaron a la escena del crimen relataron que el suceso ocurrió entre las 3:30 y 3:45 de la tarde a plena luz del día del martes 4 de julio.

Al sitio acudieron funcionarios del Cuerpo de Bomberos de Cordero para intentar prestar auxilio a los compadres, pero, al momento del arribo de la comisión ya estaban sin signos vitales.

Los Bomberos, resguardaron la escena del crimen, en medio de la dramática escena de dolor de las esposas y los padres de Miguel Montoya y Roberto Martinez que residían en los sectores de Llano La Cruz y Bella Vista a pocas cuadras del autolavado.

Al local acudieron un centenar de personas, estos mirones y curiosos ocasionaron una aglomeración peligrosa, porque uno de los impactos de bala perforó un cilindro de gas domestico de 43 kilogramos que pudo ocasionar una tragedia de mayor magnitud, por esta razón los Bomberos de Cordero cerraron las puertas del autolavado e implementaron el protocolo de seguridad para evitar una explosión.

Luego de varios minutos llegaron decenas de detectives del CICPC integrantes de las comisiones de la Brigada de Homicidios y de otras divisiones del la policía científica  para el inicio de las investigaciones.

Los investigadores del CICPC, recopilaron testimonios durante las primeras indagatorias, seguidamente fueron trasladados para interrogatorios de rigor tres empleados del autolavado para conocer las versiones, entre ellas modelo del vehículo utilizado por los homicidas, como vestían y la descripción de los rostros para elaborar los retratos hablados.

Los detectives del CICPC luego de recopilar pruebas junto a la evidencia recolectada, establecerán las primeras hipótesis y con las técnicas de investigación conocerán el posible móvil para dar con los primeros sospechosos.

Said Cárdenas CNP 13868