Ramsés Díaz León un grande de la “Generación de Oro del Periodismo del Táchira”

Ramses Diaz Leon

Hoy el periodismo del Táchira entrega a uno de sus hijos a Dios y La Virgen, partió al encuentro con el creador Ramsés Díaz León, uno de los representantes de la única e inigualable “Generación de Oro del Periodismo del Táchira”.

Ramsés, nacido en Simacota, Santander, Colombia en 1937 donde se inició en el mundo del periodismo radial y desde allí se vinculo al Táchira con boletines informativos desde Cúcuta, Norte de Santander, para luego viajar con su eterno amor la señora Betty a San Cristóbal, donde se radicó hasta el día de hoy cuando se va al encuentro con el creador.

Don Ramsés, como le saludamos en tantas oportunidades, nos llenó de enseñanzas, luego de compañerismo y sabiduría de como ser periodistas, apasionado por el periodismo deportivo y de trabajar como corresponsal de las agencias de noticias internacionales, siempre tuvo un detalle de respeto, humildad y de felicitación a quienes lo merecen cuando saben diferenciar la función de licenciado en comunicación social y periodista.

Ramsés Díaz León, en sus aportes al periodismo del Táchira, laboró en diarios como Diario católico, El Centinela, Vanguardia y luego se convirtió en fundador y colaborador del Diario La Nación, donde llegó a ser director.

Relató Ramsés en el año 1997 cuando celebramos los 50 Años de Ecos del Torbes como fundaron el Diario La Nación, “Cuando José Rafael Cortés, me habló de crear un periódico para el estado, de circulación regional en todos los distritos y municipios, logramos una imprenta pequeña que tenía Cortés en una tipografía con su padre y allí empezamos”.

“Buscamos un linotipista y personal de talleres, Cortés compró un local y allí empezamos, imprimimos unos ejemplares de prueba, y arrancamos oficialmente en diciembre de 1968, uno de los anécdotas más interesantes, era que la entrega del periódico la realizábamos en el carro de Don Rafael y metíamos el diario bajo las puertas de las casas y negocios de la época”, comentó Ramsés.

Siempre compartió Ramsés Díaz León sus grandes vivencias como periodista, recordaba momentos que son muy significativos, para aquellos que desean dar ese paso de licenciados en comunicación social a Periodistas, uno de ellos le ocurrió en la Vuelta al Táchira en Bicicleta, reveló Ramsés, “nosotros, por la distancia de las ciudades no podíamos cubrir de inmediato las crónicas de las etapas desde la alta montaña, entonces dejábamos reportajes especiales y al otro día salia publicada la crónica”.

Recordó Don Ramsés, “en una de esas etapas, llegamos a Pregonero y el ciclista Martín Emilio “Cochise” Rodríguez ganó la etapa y era líder, le sacó al lote como unos 30 minutos, fue a la posada, se baño y se cambio, no hubo foto de llegada porque  veníamos en la caravana muy atrás, nos tocó decirle a Fuentes, quién era el fotógrafo que le pidiera el favor a “Cochise” que simulara la llegada para poder publicar la foto”.

Recordado será por siempre Don Ramsés Díaz León como un maestro del periodismo, sus viajes a juegos olímpicos, campeonatos mundiales de ciclismo y su recordado episodio en los Juegos Olímpicos de Münich en 1972, cuando le tocó vivir el Septiembre Negro del secuestro y asesinato de once atletas de Israel, asesinados por palestinos de la Organización para la Liberación de palestina, la criminal banda de la OLP.

Hoy por don Ramsés, a quién tuve la fortuna de conocer y disfrutar de su famoso Desayunadero de Ramsés, en sus dos versiones, con quién tuve la fortuna de trabajar y formarme como periodista, a quién acompañe por última vez a un juego de fútbol del Deportivo Táchira y quién me dejó una imborrable felicitación, le despido Maestro con la venia que solo merecen aquellos que en vida entregan sin egoísmo conocimientos y valores para dignificar esa incólume “Generación de Oro del Periodismo del Táchira”.

Maestro, Paz a su alma y Doña Betty, sonríe con regocijo su llegada, para seguir unidos en el encuentro con el creador.

Said Cárdenas CNP 13868

@saidmoanack