Duarte denuncia falta de tratamientos

Diputado AN Franklin Duarte

Diputado AN Franklin Duarte

Sumamente preocupado se mostró el parlamentario nacional Franklin Duarte por la situación de los pacientes renales en el Táchira, quienes le informaron que los kits para diálisis se agotó y no ha llegado nuevamente a la red de centros hospitalarios del estado donde se presta este servicio.

El diputado tachirense se encontraba el sábado en una asamblea en el sector de Palo Gordo, municipio Cárdenas, en un trabajo de activación de la maquinaria de su partido Socialcristiano Copei para la relegitimación que deben hacer el 11 y 12 de marzo ante el Consejo Nacional Electoral, cuando se le acercó la señora Rhina Orozco, paciente renal en el Centro Clínico de la ciudad, quien con desesperación, pero también con mucho temple, le comentó la difícil situación por la que están atravesando quienes deben someterse a diálisis semanalmente.

En este sentido la señora Orozco le informó que a los pacientes renales no les están suministrando la heparina, que es el anticoagulante para poderlos dializar, al igual que tampoco les entregan la eritropoyetina que es para subir la hemoglobina, ya que debido a la máquina de diálisis los pacientes pierden mucha sangre.

“Somos un aproximado de 1.000 pacientes de diálisis en el Táchira que a partir de esta semana estaremos falleciendo, ya que en la única parte donde se consigue la heparina es en Colombia a un precio de 20 mil pesos; hay pacientes que usan hasta dos inyecciones por diálisis y deben hacerse tres diálisis a la semana, lo que sumaría una cifra de 120.000 pesos por semana, lo que es un monto que la mayoría de los pacientes no tenemos para poder hacer frente a esta situación”, comentó la señora Orozco, visiblemente afectada por la situación.

Igualmente acotó que la mayoría de pacientes que requieren diálisis ha llegado a esa condición debido a la diabetes o a la hipertensión, “y los tratamientos para estas enfermedades tampoco se consiguen. Los pacientes que de alguna manera u otra tenemos la esperanza de ser trasplantados de riñón, gracias al apoyo de algún familiar, también hemos perdido esa posibilidad, debido a que desde el mes de septiembre del año pasado no llega el reactivo para la prueba de compatibilidad o la prueba cruzada, y los estudios son válidos solo por seis meses, entonces sería una plata perdida ya que los estudios son sumamente costosos”.

Ante un panorama ya de por sí oscuro, agregó la señora Rhina Orozco que lo peor fue el anuncio que recibieron esta semana, de que no llegaron los Kits de diálisis, “y sin eso tampoco nos pueden dializar, y esos kits no se consiguen en ninguna farmacia porque son traídos de China, y además solo los distribuye el Seguro Social; es decir, si no nos mata la enfermedad nos va a matar la zozobra y la desesperación”.

Por su parte Franklin Duarte indicó que “la actitud asumida por el gobierno nacional ante la necesidad de los venezolanos se ha constituido en un crimen de exterminio que tendrá que pagar más temprano que tarde, porque está condenando a los más humildes a morir, solo porque Nicolás Maduro es un ser tan malo que su miseria humana no le permite ver más allá de su nariz, y eso quedó palpado cuando rechazó el ingreso del lote de medicamentos que había donado el gobierno de Brasil la semana pasada”.

Lo más triste de todo –expresó- es que este tipo de conductas genocidas se repiten en todos y cada uno de los “líderes rojos” del país, como es el caso del gobernador del Táchira, quien no mueve un dedo para evitar que esta situación cambie, sino que colabora para hacer más miserable la vida de los tachirenses cada día. Él, al igual que Maduro, vive en la luna, no se percatan de la situación que vive el país debido a que su posición de poder les brinda los beneficios que el resto de venezolanos carecemos, y en lugar de buscar medicinas que es la prioridad, donó bicicletas para los niños de varias escuelas, ¿acaso eso va a resolver el hambre y las enfermedades que está padeciendo el pueblo? Por su puesto que no, y es que él es puro circo, solo viven pendiente de montar falsos positivos a quienes le hacemos oposición en el Táchira.

Comentó Duarte que en materia salud también debe ser investigado “el robo de medicamentos que hubo el viernes en el hospital del Seguro Social de San Cristóbal, donde miembros de las milicias bolivarianas recogieron a lo bravo los medicamentos que tenían dispuestos las enfermeras para aplicar a los pacientes, incluyendo los que los familiares de los mismos habían llevado porque el hospital no los tenía, alegando que sin factura no les podían entregar la medicina, y todo eso pasa ante la mirada complaciente del gerente de la negligencia como es Vielma Mora”.

Ante la situación planteada por la señora Orozco y ante las personas que ratificaron la versión suministrada por ésta, el parlamentario tachirense se comprometió a elevar el caso y lo ocurrido en el hospital del Seguro a la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional “y a las instancias nacionales e internacionales que sea necesario acudir, para evitar que estos mil pacientes en el Táchira, y muchos más en el país, mueran por culpa de la negligencia y la mala voluntad de quienes desgobiernan el país”.