La primera mujer miembro del Comité Olímpico Internacional dejó de existir este sábado a los 99 años

Leyenda de la foto

 

Este sábado dejó de existir doña Flor Isava, la bien llamada Dama del Olimpismo Venezolano. Contaba con 99 años, la mayoría de ellos consagrados al deporte, primero como atleta y luego como dirigente.

Diario El Universal / www.eluniversal.com

Doña Flor nació en Cumaná, estado Sucre, el 20 de mayo de 1921. Hija de Rafael Isava Núñez y Dolores Fonseca. Contrajo nupcias en dos oportunidades. Primero con Domingo Lucca Romero, luego con Luis Teófilo Núñez Arismendi, quien fuera editor de El Universal. Tuvieron una hija: Anabella.

Aunque desde pequeña estuvo dedicada al ballet, la pintura, el piano y a sus estudios de historia y literatura, el deporte fue su vida. “Yo soy una intelectual prestada al deporte y que este se olvidó devolver”, decía.

Estudió en Bélgica e Inglaterra, donde practicó hockey y equitación. Inició su carrera deportiva en Venezuela en 1939. También se desempeñó en tenis, golf y natación. Fue campeona nacional de equitación, tenis y golf, miembro del equipo ecuestre venezolano en competiciones en Suramérica, Estados Unidos, Canadá, Francia y España. Obtuvo la medalla de plata en el torneo de tenis en los Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados en Barranquilla, Colombia, en 1946, reseña en una amplia nota el Comité Olímpico Venezolano.

De 1940 a 1966 copó las páginas deportivas con innumerables triunfos. Paralelamente surgió en ella la preocupación por mejorar la organización del deporte nacional y se abocó a ello, presidiendo comisiones, esbozando reglamentos, y, por sobre todas las cosas, predicando la disciplina y el trabajo en equipo.

Hace años creó el Campeonato Confraternidad de Amazonas, tomando en sus manos el Suramericano de Salto Ecuestre y lo lleva a toda América del Sur, con ediciones en Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Argentina, Uruguay y Brasil. Logró que todos los países prestaran sus caballos a los jinetes y amazonas visitantes, ya que para la época era demasiado costoso el traslado de los caballos de un país a otro.

Primera mujer en el COI
En 1981, Flor Isava y la finlandesa Pirjo Haggman se convirtieron en las primeras mujeres miembros del Comité Olímpico Internacional (COI), gracias al espaldarazo del español Juan Antonio Samaranch, presidente entonces del organismo. La venezolana se mantuvo con dignidad y disposición en el seno del COI hasta 2001. De 1990 a 1994, también fue la primera dama miembro de la Comisión Ejecutiva del COI.

Por si fuera poco, fue miembro de las siguientes comisiones del COI: Academia Olímpica Internacional y Educación Olímpica (1981-1991), Movimiento Olímpico (1991-1994), Congreso Olímpico Centenario-Congreso de Unidad, Estudio (1994-1996), Mujeres y Deporte (1995-2001).

Yendo un poco más atrás, tenemos que Doña Flor Isava fundó en 1947 fundó la Federación Venezolana de Deportes Ecuestres y la presidió de 1962 a 1965. Fue comisionada especial de la Presidencia de la República para asuntos deportivos entre 1989 y 1994. También fue vicepresidenta de la Cruz Roja venezolana.

Asimismo, fue fundadora y presidenta de la Fundación Flor Isava, dedicada a promover la educación y el deporte entre la población penitenciaria de Venezuela. También fue presidenta de la Confederación Venezolana de Deportes y capitana de la selección nacional de natación.

En 1965 entró a formar parte del Comité Olímpico Venezolano (COV). En 1969 su condición de atleta se revela de nuevo y decide incursionar en un deporte que nunca había seguido, el golf, en el cual cosechó innumerables triunfos, entre los más destacados: en 1975 el subcampeonato nacional de dobles de damas, que ganó con Diana Zingg, el subcampeonato nacional de dobles mixtos con Jonatan Coles y en 1976 se coronó en el Campeonato Nacional de dobles de damas con Doris Wright.

En 1972 fue exaltada al Salón de la Fama de Venezuela junto a Alfonso Carrasquel y Julio Bustamante.

En 1992 el COV crea la Biblioteca Flor Isava con ediciones donadas por ella misma. También nuestra casa olímpica crea la Orden Flor Isava Fonseca que se otorga anualmente a atletas, dirigentes, entrenadoras y periodistas deportivos destacadas.

Ostenta varias condecoraciones entre las que destacan la Orden del Libertador, la Orden Andrés Bello, la Orden Diego de Losada, Caballero de la Legión de Honor de la República Francesa, Condecoración al Mérito Civil de la República de España, la Orden Olímpica, Mérito del Trabajo, la Orden Mérito al Deporte del Ejército y la Orden de Honor del Ministerio de Educación de Taiwán.

En 2016, Doña Flor Isava Fonseca fue honrada por la Organización de las Naciones Unidas Mujeres (ONU) en conjunto con el Comité Olímpico Internacional (COI) al elegirla como imagen de la campaña «Una victoria lleva a la otra».

Hoy solo nos queda recordar la gallarda y noble figura de esta pionera del movimiento olímpico nacional e internacional que destacó con méritos propios como atleta y dirigente.

Muestras de dolor
“Con profundo dolor el Comité Olímpico Venezolano, su presidente el profesor Eduardo Alvarez y su junta directiva informa de la partida física de Doña Flor Isava, quien dejó una huella imborrable en la historia deportiva siendo la primera mujer miembro COI. Nuestras condolencias a sus familiares y seres queridos. Venezuela orgullosa de su trayectoria y vida entregada al deporte. Paz a su alma”.
Comité Olímpico Venezolano
“El Buró Ejecutivo de la #ODECABE se une al dolor del deporte venezolano y envía las condolencias, en especial a los familiares y allegados de Doña Flor Isava, por su fallecimiento. Paz a su alma”.
Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe