“Guillo” con La Vuelta….!

ciclismo llegada 405

Rubio, la ciudad bordada de centenarios puentes y de gran calor humano, volvió a lucirse con la presencia majestuosa de la Vuelta Grande de América. Fue un escenario de gentes de múltiples facetas conformado por rostros surcados por las líneas del tiempo, de caritas curiosas y traviesas que reían alegres por un asueto escolar, de juventud impregnada por su tenaz y creativo estudio en el quehacer para el futuro y de profesionales de diferentes especialidades, quienes le dieron un agradable matiz a una fría mañana de enero que poco se fue calentando al ritmo de las emociones que genera el famoso evento deportivo.

Hasta una manifestación pacífica de maestros y profesores exigiendo un justo, real y necesario aumento salarial por su noble labor docente desplegada desde las aulas con noble entrega, se hizo presente en el punto de partida. Alarma y preocupación en el ambiente que afortunadamente se resolvió rápidamente, con el diálogo y la sindéresis entre los garantes de la seguridad de la competencia y los docentes. Ganó la inteligencia y la cordura entre los dos bandos, para luego dejarse escuchar las notas de la Canción de la Patria, que entonadas, al retirarse, por los contentos los forjadores de juventudes.

Pero es que Rubio y su gente, siempre ha sido así: respetuosa, cordial, trabajadora, tenaz, emprendedora y de una solidez inquebrantable en la realización de sus sueños y proyectos. Tierra forjadora de educadores en sus centros universitarios pedagógicos confirman esta aseveración. Tal vez las imágenes proyectadas por los medios de comunicación que cubren el “giro andino” mostraron imágenes de los de los angustiados maestros, también es cierto que los valores cívicos y morales se hicieron notorios cuando el diálogo y la comprensión diluyen los circunstanciales desacuerdos. Enhorabuena!

 

­  En lo deportivo, también la ciudad de Rubio y sus alrededores,  ha sido cuna de grandes deportistas. Nombraré algunos pero seguramente se me escaparán algunos que igualmente fueron estrellas.  Del béisbol,  recuerdo con admiración y respeto al “muchachote de Cuqui”, Tulio Hernández, el fornido despachador de pelotas hacia las afueras de los estadios.  En el basquetbol, a un notable profesor de biología y elegante como efectivo canastero, el “Tierno” Gómez;  y en e ciclismo, se mantienen en la memoria el negro German García y Néstor Nieto, ambos ya fallecidos, y desde luego a los más recientes, al campeón José “Pepeillo” Lindarte  y Jackson Rodríguez.

 

­  La Vuelta al Táchira en Bicicleta, 53 años de historia, del periodista Misael Salazar Flores, es un excelente y utilísimo libro para la amena lectura basada en un titánico trabajo de investigación de la espectacular Vuelta al Táchira en Bicicleta. Salazar logró recopilar interesantísimos temas sobre esta competencia que se disfruta al máximo en una lectura fácil, divertida y anecdótica anunciada en certeros titulares como “Cochise” vuela en Los Andes, Fontes destroza a Morozov, Un soldado les salió General, y Aplausos para un contra relojero, entre otros. Con éste, es el segundo libro dedicado a la Grande de América. El primero fue Historia de la Vuelta al Táchira, escrito por el también periodista Humberto Buscan en 1979.Felicitaciones y agradecimiento para Misael, Jesús María Ortiz y el Reportero Gráfico, Carlos Eduardo Ramírez.

“Guillo” Villamizar   CNP  8548