Investigan a policías y médicos por reposos chimbos

Director de Politachira Amador Torres

A través del Ministerio del Sistema Integrado de Policía (Visipol) y por instrucciones del gobernador del Táchira José Gregorio Vielma Mora, una comisión especial se trasladó para verificar reposos médicos de 299 funcionarios de Politáchira.

El director de la Policía del Táchira Amador Torres, informó que funcionarios del Vice Ministerio respectivo procedentes de Caracas, revisaron los historiales de cada policía producto de la sospechas de dos personas que querían ingresar a las filas de Politáchira, presentando documentos falsos.

Debido a dicha preocupación agregó Torres, pidieron la presencia de los especialistas de talento humano del Visipol para verificar la autenticidad y legalidad de estos trámites.

La investigación arrojó que de 299 funcionarios policiales de reposo, 248 deben reintegrarse, 263 carpetas fueron entregadas por servicio médico, 36 carpetas que no fueron consignadas, 13 con derechos adquiridos, dos para considerar su dignificación, 36 funcionarios y dos inspectores jefes a quienes se les solicitó apertura administrativa.

Asimismo, de 20 casos de funcionarios que entregaron reposos médicos y previa investigación interna, fueron absueltos pero deben ser llevados al Consejo Superior Médico de Visipol, debido a que dichos soportes fueron negados por los médicos por desconocimiento de sus firmas.

Médicos incursos

Wafa Saab, médico de profesión y presidenta de la Junta Médica Nacional de Visipol, informó que además hay médicos incursos en estos procedimientos.

Dijo que se ha solicitado apertura administrativa ante el Ministerio Público, a dos neurocirujanos, un traumatólogo y a dos psiquiatras, por presuntas irregularidades apegados al artículo 132 del ejercicio de la medicina cuando estos profesionales se prestan para fomentar el ausentismo laboral.

Aseveró Saab, quela institución nació para dignificar al funcionario policial que procede legalmente.

“Estos profesionales de la medicina tendrán pena de seis hasta dos años de prisión si se comprueba su participación en la firma de reposos médicos falsos, al tiempo que les recuerdo que los actos de corrupción no prescriben”, detalló.

En este sentido señaló, que apegados a la Constitución, al estatuto de la función policial, a los derechos humanos y al debido proceso, se investiga la procedencia y legalidad de los reposos pero ante todo, se pretende garantizar el derecho a la vida, a la salud y a la seguridad social del funcionariado.

Aseguró no excluir a nadie cuando los cuerpos policiales han solicitado este apoyo; sin embargo, si hubo autoexclusión de quienes no cumplieron con los parámetros del ente rector a través de un radiograma que se les envió, tales como las policías de Torbes, Cárdenas y San Cristóbal.

La funcionaria nacional enalteció el espíritu laboral del comisionado jefe Amador Tórres al solicitar esta revisión, en la que no privó la influencia “ni papelitos, ni llamadas, ni ventajismos a la hora de proceder, vengan de donde vengan”.