Laidy Gómez : “El tema de la basura se convirtió en una mafia”

vertedero de basura 418

“Yo quiero denunciar que Mandesta sigue cobrando, porque el tema de la basura se convirtió en una mafia”, así lo expresó la gobernadora,Laidy Gómez quien denunció dicha situación que involucra a la Mancomunidad del estado Táchira (Mandesta), a través de la cual se administró el vertedero de San Josecito hasta el 4 de abril del 2018.

La denuncia fue realizada por vecinos de La Concordia a la máxima autoridad del estado con factura en mano de fecha del 03 de agosto del 2018, razón por la cual Gómez exigió a los burgomaestres de Torbes, Roberto Lobo y Gustavo Delgado de San Cristóbal, investigar la situación a fin de determinar las responsabilidades de la presunta estafa.

Añadió que el Gobierno Regional, una vez que asumió las competencias del vertedero, presentó en el mes de julio un proyecto obligatorio al Ministerio de Ecosocialismo, el cual fue aprobado en su planteamiento técnico ecológico para el impacto ambiental.

El mismo -dijo- fue aprobado sin embargo, cuando cambian al director de Ecosocialismo en la región, se paralizó y se está a la espera de que el nuevo director emita el informe, para que el ministerio lo certifique y permita contratar a la empresa que generará el programa de impacto ambiental positivo para todos.

Manos inescrupulosas dañan maquinaria para afectar disposición final

Asimismo, la primera autoridad Laydi Gómez, añadió a su denuncia que personas mal intencionadas quieren manejar mafias dentro del vertedero, atentando de esta manera, contra la salubridad pública de miles de familias tachirenses.

“El daño no se lo hacen a la Gobernadora sino al pueblo. Ningún servidor público puede prestarse para saboteos dentro del vertedero, estamos hablando de la salud de la ciudadanía. El llamado es al alcalde de municipio Torbes, para que investigue qué es lo que está ocurriendo”, dijo.

Explicó que el aparato D155 está averiado por mal manejo, pues se conoció que los operadores de la maquinaria las resguardaban y en horas de la noche alguien las sacaba para manejarlas sin el permiso y conocimiento necesario.

“Hicimos un trabajo de investigación con la comunidad, la llevamos a los técnicos y nos dijeron que le aplicaron agua al motor. Sólo funcionó diez días y se dañó”, explicó.

Alertó que este hecho no es casual sino determinado, porque pareciera que existe la mala intención por parte de algunos sectores que no quieren que el vertedero funcione a sabiendas “de que el daño no se lo hacen a la Gobernadora sino a los habitantes de San Cristóbal y zona metropolitana”.

También solicitó el apoyo a todos los entes de seguridad ciudadana para la custodia del vertedero y poder así  mitigar el impacto negativo de personas interesadas en afectar el trabajo.

Apoyo del Gobierno Táchira

Con gran preocupación expresó que la acumulación de basura está generando una ola de epidemias como hepatitis y brotes de escabiosis en la población, además de daños al medio ambiente.

También exhortó al alcalde del municipio San Cristóbal, Gustavo Delgado para inicie una investigación a las siete empresas  contratadas por la municipalidad pues de 26 camiones sólo funcionan 11. “¿Qué está pasando?, le pido al alcalde que revise porque pudiera ser que lo están engañando”.

En este sentido, destacó el trabajo realizado a través del equipo la Corporación de Infraestructura, Mantenimiento de Obras y Servicios del estado Táchira (Corpointa),  quienes se han abocado a recoger los desechos en los puntos álgidos de la ciudad de San Cristóbal en pro del beneficio colectivo.