Laidy Gómez: “Los espacios de poder se ponen al servicio del pueblo”

FO-31OCT-Laidy-Gomez-1er-año-gestion-DIRCI (174)

Logros en materia social y asistencia a las comunidades se reflejan en beneficio a 606 mil tachirenses quienes de manera directa, durante el primer año de gestión de la gobernadora del estado Táchira, Laidy Gómez, fueron atendidos a lo largo de los 29 municipios de la entidad.

Dicha asistencia en salud, entrega de medicamentos, vacunación, consolidación de títulos de propiedad a familias tachirenses, rehabilitación de servicios hospitalarios, entre otros alcances fueron los objetivos principales del equipo de gobierno regional, porque “los espacios de poder se ponen al servicio del pueblo y es lo que hemos hecho”, destacó la mandataria andina en su balance de trabajo desde octubre del año pasado, al frente de la entidad.

La Residencia de Gobernadores fue escenario para que sectores públicos, civiles, políticos, entre otros, escucharan con detalle los logros de los primeros 12 meses de Gobierno, gestión que se enfrentó –resaltó Gómez- desde la toma de posesión en octubre del 2017, a una de las peores crisis presupuestarias de la historia venezolana, y eso se ha traducido al mayor declive de los servicios públicos.

“Este es un gobierno de realidades diferentes”, puntualizó la máxima autoridad del Táchira mientras explicaba que tan solo unos días después de haber sido electa por voluntad del pueblo, asumió su rol de trabajo y su accionar gubernamental pese a las críticas de los radicales políticos que, lejos de contribuir en la resolución de problemas, solo han fustigado la voluntad de quienes “trabajan con las uñas”.

En cuanto a la atención de salud a los tachirenses se logró la asistencia médica a más de 709 mil 452 personas tanto en el Hospital Central, como en  la Red Ambulatoria del estado.

Respecto a la situación del principal centro asistencial del estado, Gómez se negó a cerrarle las puertas a este recinto pese a la crisis por la falta de enfermeros y otras deficiencias, pues aún así “aquí todavía hay jóvenes médicos atendiendo a la gente y poniendo su vocación de servicio en este país, hoy quiero darle las gracias por seguir creyendo en que juntos, es posible salir de este atolladero”.

Agregó que desde el inicio de su gestión dignificó la alimentación del hospital central, gracias a las alianzas con productores y ganaderos del Táchira, garantizando el consumo de proteínas, verduras, hortalizas y frutas en los pacientes allí recluidos.

Gómez indicó que asumió el reto de trabajar bajo un panorama que, además de difícil, no tenía ningún precedente en la historia política y constitucional del Táchira, “donde la devaluación presupuestaria, la crisis social han afectado la labor no solo de la Gobernación del Táchira, sino de todas las gobernaciones de Venezuela”.

Servicios públicos

Con respecto a la recolección de basura mencionó la colaboración constitucional con alcaldes a través de Corpointa, mientras que en el tema de alumbrado público se firmaron convenios ministeriales a fin de iluminar sectores donde hace más de cuatro años sus habitantes vivían en penumbra.

“Toda la maquinaria de Caimta que debería estar al servicio de los tachirenses fue desincorporara como chatarra y vendida en la frontera antes que yo iniciara la gestión”, denunció alegando que este hecho fue llevado ante la Fiscalía pues el costo de esta acción del “Gobierno potencia” anterior, solo ha perjudicado a la población que amerita la reparación vial.

Para asfaltar todas las vías nacionales que se comprende por las cuatro troncales se necesitan 129 mil toneladas de asfalto caliente y ante esta carencia, hemos trabajado con asfalto frío para cubrir las principales carreteras, no obstante, esto no alcanza –advirtió- y por eso “seguiremos tocando las puertas que sean necesarias para seguir obteniendo lo que nos corresponde”.

Trabajamos para recuperar un país

En referencia al papel político del Táchira, recordó su mediación para la liberación de los presos políticos de la entidad, hecho que llevó a cabo pese a las críticas de líderes opositores.

“No fui a escondidas como hicieron algunos que hoy ya no están y que se fueron para República Dominicana. Di la cara y le informé al pueblo que debía abogar por la libertad de los presos tachirenses como Daniel Ceballos, Renzo Pietro, José Vicente García, quienes tuvieron que vivir lo que a ninguno de nosotros nos tocó pasar”, expresó.

Pidió el cese de actitudes mezquinas dentro del bloque político opositor, alegando que han sido estos señalamientos junto a quienes dirigen el Gobierno nacional, la causa de desunión democrática que “le han hecho tanto daño al país”.

Reivindicaciones laborales

En cuanto a los logros laborales, enumeró las bonificaciones que su gestión inició como estímulo a los trabajadores pero que desaparecieron frente a las recientes políticas nacionales que “cercenaron los derechos de los funcionarios públicos, vulnerando los beneficios que habíamos consolidado para ayudar a nuestra gente en medio de la crisis”.

A los gremios les reiteró que cuentan con un Gobierno regional aliado para enfrentar la lucha sindical frente a quienes vulneran las reivindicaciones salariales de los trabajadores de la administración pública nacional.

Finalizó, destacando que los tachirenses están preparados para seguir siendo vanguardistas y demostrarle a la sociedad venezolana que se tiene capacidad política electoral para defender y no permitir que sectores revolucionarios invadan espacios.

A los partidos políticos los invito a trabajar por el pueblo, “salgan a recorrer las bases, hablen y escuchen a las comunidades, organicen sus equipos y estructura, esa la única manera que podemos ganarle a este régimen”