Mejora tu salud con la guanábana

guanabana

Esta fruta posee una gran cantidad de agua en su interior, por eso es tan jugosa. Es la reina de preparaciones como dulces, jugos, licuados y otras bebidas saludables. Además de tener un gran sabor, la pulpa de la guanábana es rica en vitaminas C, A y B, y sales minerales como potasio, fósforo, hierro, calcio y magnesio, y en menores cantidades proporciona aminoácidos, acetogeninas (en sus hojas), alcaloides, galactomanana y glucósidos.

La vitamina dominante en la fruta de guanábana es la vitamina C. Cada 100 gramos de pulpa pueden aportar hasta 20 de los 60 mg de vitamina C que requiere una persona al día. El contenido de la vitamina C es lo suficientemente alto en la guanábana para convertirla en una excelente antioxidante.

Por si fuera poco, actúa como un digestivo natural, capaz de regular la flora intestinal y proteger el hígado, su riqueza en antioxidantes favorece la limpieza de este órgano y lo ayuda en el proceso de digestión de las grasas. Sin embargo, si es consumida en altas dosis puede alterar la biota intestinal, por eso se recomienda consumirla gradualmente, siendo la cantidad máxima recomendada un vaso diario.