Tachirense migrante Aarón Omaña Morales atacado por venezolanos solicita ayuda para sanar

Tachirense migrante Aarón Omaña Morales relata su tragedia y solicita ayuda para sanar
Un joven tachirense, identificado como Aarón Omaña Morales, nacido en el municipio Guásimos, cruzó la frontera hace unos años en busca de mejor calidad de vida y alcanzar sueños para buscar un mejor futuro para su  familia, vive hoy día una tragedia por un criminal ataque perpetrado por sujetos de nacionalidad venezolana que lo interceptaron junto a otro grupos de connacionales, cuando regresaban caminando desde Bogotá, Colombia,  por la grave crisis de la pandemia del coronavirus, el pasado mes de mayo.
En una carta hecha publica en su cuenta de Twitter identificada como @A_aronM_orales, revela el joven la inhumana y dura realidad vivida en medio de la noche en una carretera de Tunja, en Boyacá junto a un grupo de seis migrantes venezolanos, conformados por cinco hombres y una mujer.
Relató Aarón Omaña Morales, que por lo duro de caminar largas horas en medio del frío y la lluvia, al estar en medio de la nada en la oscuridad de la noche en la carretera, decidieron acampar para descansar y fueron interceptados por otros seis venezolanos que formaban parte de un numeroso grupo de caminantes integrado por mujeres, niños y hombres.
Reveló en medio del desgarrador testimonio de su vida Omaña Morales en su carta, “fue allí donde inició mi propia historia de terror, jamás imaginé vivir algo así”, y desvela los oscuros secretos que pasan los venezolanos que lo perdieron todo, trabajo, comida, vivienda alquilada y hasta sus vidas, por la ruina del coronavirus en Colombia.
Develó Aarón, que los sujetos al superarlos en número fueron al sitio donde él dormía junto con sus compañeros para robarlos, los individuos tenían armas blancas y machetes, los amarraron, los golpearon, pero se enseñaron exclusivamente contra él y un compañero, cortándolo con un machete en todo su cuerpo por un individuo que vociferaba ser “merideño”, que le gritaba a Omaña Morales que era colombiano, con gritos sádicos de placer mientras lo cortaba en la mano, el cuerpo y su rostro que fue desfigurado a tal punto que perdió totalmente su ojo derecho.
Describió su escape en dramáticas líneas Aarón Omaña Morales la dantesca escena de terror que vivió, con su cuerpo lleno de sangre, la mano cortada, fractura de cráneo  y un pulmón perforado, como pudo escapar al saltar por un barranco y caer  al vacío en medio de la oscuridad hasta alcanzar una vivienda donde logró pedir auxilió y por fortuna fue socorrido hasta ser llevado al Hospital Universitario de San Rafael de Tunja, lugar donde volvió a nacer gracias al ser atendido por el personal médico y de enfermería que le salvó la vida.
Luego de un mes y tres, días de estar hospitalizado recordó el tachirense Aarón Omaña Morales que fue dado de alta y regresó al Táchira, estuvo 15 días en uno de los refugios y ahora acude a las personas de buen corazón, instituciones  y fundaciones que puedan apoyarlo económicamente para continuar con sus tratamiento médico para recuperar la movilidad de su mano derecha con terapias, lograr una prótesis para su ojo derecho y atención de emergencia para la fractura de cráneo que lamentablemente por los golpes tuvo perdida osea.
Ante esta situación devastadora de vida y su deseo de recuperarse, el joven tachirense Aarón Omaña Morales solicita del apoyo de los tachirenses y venezolanos que puedan tenderle una mano realizando su aporte llamando a los siguientes números telefónicos, 04147085969 0 al 04127513313 o con una colaboración a nombre de Karina Medina, titular de la cédula de identidad 12.231239 en la cuenta del Banco de Venezuela: 0102 0150 12 0000056546, en nombre de la familia de Aarón Omaña Morales de ante mano un Dios les pague.
Said Cárdenas CNP 13868
@saidmoanack