Ciudadanos no pueden cobrar ni comprar por tarjetas dañadas o bloqueadas del Bicentenario y Venezuela

Los clientes de los bancos que tiene “Tarjetas de Débito”, cuentas y otros productos bloqueados en Bancos como Bicentenario viven penurias, sin poder comer, comprar o cancelar bienes, medicinas, productos y servicios en comercios y farmacias.

La primera semana de “flexibilidad” del confinamiento obligatorio algunas oficinas bancarias atendieron  a  jubilados,  pensionados y clientes para habilitar las tarjetas y poder utilizarlas, al inicio de esta semana este lunes 22 de junio se confirmó que ninguna agencia estuvo habilitada y la pensión de 450.000 bolívares estuvo disponible solo en los canales digitales y en puntos de venta, esta situación afectó a los pensionados que no tienen tarjeta de débito y que no pueden mover su dinero.

El señor Dionisio Moreno, trabajador y pensionado con cuenta en el Banco Bicentenario relató que tiene bloqueada su tarjeta, el pasado jueves 18 de junio acudió al Bicentenario de Barrio Obrero en San Cristóbal y le tomaron sus datos con huella dactilar, copia de cédula y  número de tarjeta, le indicaron que le iban a desbloquear la tarjeta para el viernes 19 a las 3:00 de la tarde y no fue así, se quedó sin poder comprar porque la tarjeta sigue bloqueada.

El señor Rubén Contreras, cliente del Bicentenario y afirmó, “estoy pasando trabajo con los cobros, el Bicentenario ha dado tarjetas pocas veces y si se extravía o daña no hay posibilidad de cambiarla, la mía se daño, el chip electrónico se despegó del plástico y no me la cambiaron antes de la cuarentena, comenzó la cuarentena y fue peor”.

Agregó el señor Rubén, “Me dieron una información de llamar al 0500-Banca, o enviar un correo electrónico al Banco Bicentenario y nunca me respondieron, tengo cuatro meses sufriendo para cobrar mi sueldo y nada, no tenemos como pagar las medicinas, el mercado y los gastos diarios en esta crisis que vivimos en Táchira y Venezuela”.

Los casos son muy graves en Táchira, así le ocurre a la señora Alba Marina Ruiz, una pensionada de 80 años que por el paso de los años y el desgaste de su piel la huela dactilar no la reconoce el lector electrónico de huellas tipo biometrico del Banco de Venezuela, no existe otra opción para obtener efectivo o dinero en su tarjeta de débito para cancelar medicinas o comida y tienen sufriendo desde hace tres meses porque no tiene como pagar.

La gran mayoría de los cajeros electrónicos de los bancos en Táchira no funcionan o están cerrados, específicamente del Banco Bicentenario que tiene todas sus unidades dañadas.

Las autoridades de Superintendencia de Bancos exhortaron a la gerencia de las instituciones financieras venezolanas a que garantizaran el funcionamiento de cajeros automáticos en todo el país para obtener dinero en efectivo y esta opción no fue habilitada durante los casi tres meses en los cuales no trabajó la banca nacional, solo contadas excepciones dispensaron efectivo en tan prolongado confinamiento.

Said Cárdenas CNP 13868

@saidmoanack